Cursos

Ama con la Luna

Últimas Entradas

Libre en un cuarto propio

  Escribo este texto desde un cuarto propio que alquilé hace casi dos meses muy lejos de mi ciudad natal. En esa ciudad natal aún existe una casa propia (en realidad media casa propia) que he decidido cambiar por un espacio mucho más pequeño donde abunda la luz solar y…

No volver

“Al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver”. Joaquín Sabina.   En algún lugar de la Caracas postapocalíptica descansa en paz mi vieja cédula. Se perdió hace seis meses. Todas las excusas han sido buenas para procrastinar su sustitución. Mucho trabajo. Pocas ganas de hacer una cola…

La ciudad de los hombres tristes

Nunca los había visto. Sus miradas brillan. Es el agua represada que no encuentra salida. Sus cuerpos fuertes están cansados. Anhelan la paz de una siesta. La serenidad de un cuerpo caliente. Silente. Pero están al otro lado del puente. Desde allí me miran. Inmóviles. Distantes. Solo se encuentran nuestras…

Caracas oscura

Caracas oscura Me muestras mi propia tiniebla. Cuánto amor me falta que no puedo alumbrarte. Cuánto valor me falta que no soy capaz de elegirte. De elegirme. De elegirnos. Me regodeo en la culpa la queja la crítica por no poder encenderme por dentro para iluminar tus calles tus rostros…

Quiero ser real, no una marca personal

Confieso que estoy aburrida de las redes sociales. La edad y, dicho en modo Lupita Ferrer -los-golpes-de-la-vida, me han hecho más selectiva. Me he sorprendido eligiendo con pinza la gente que quiero seguir en mis redes y la gente que quiero tener en mi vida. Confieso que esa depuración me…

Renuncia de una bufona triste

Hacíamos lo que otros hacían. Íbamos de vacaciones porque otras familias lo hacían Íbamos al parque unos domingos y otros a la piscina porque otras familias lo hacían. Era pequeña. Siempre sentía miedo, pero desde temprano desarrollé astucia e ingenio para ocultarlo. Algo parecía estar a punto de explotar. Siempre….

Pequeña muerte

Me gusta jugar A los primeros besos A las miradas que se cuelan en la prisa del mundo para invitarse A las palabras que abren heridas en la rutina y dejan que la vida sangre A los roces que hacen cerrar los ojos A los susurros oscuros que humedecen A…

Hasta que la muerte nos separe

Y uno piensa en la tumba, el velorio, Julieta y Romeo. Pero la muerte no es cementerio. Aparece en forma de duda, paradigma caduco, rutina o fastidio. No muere el amor pero ya no hay más nosotros. Mutamos. Lo que ayer era llanto y rabia se vuelve aceptación, perdón, gratitud…